Nueva estación de tren futurista en China… ¡Con bosque incluido!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Una estación de tren es un cúmulo de sensaciones que, en ocasiones, chocan entre sí. Ya lo decía el grupo musical Fito y Fitipaldis en versos como «la tristeza y la alegría viajan en el mismo tren». Y no podía tener más razón. En un lugar de estas características la gente se acerca para ser protagonista de una despedida, pero también de un recibimiento. Hay quien coge este medio de transporte para hacer un viaje muy especial, mientras que otras personas lo hacen para alejarse, sin quererlo, de su hogar. Por esta razón, esta parte de la ciudad tiene algo de especial, de nostalgia, de alegrías y de tristezas. En definitiva, de intensos contrastes que invitan a respirar un aire diferente.

Pero, además de todo lo anterior, hay zonas del planeta que no se conforman con ser testigo de estas emociones constantes ante la partida o la llegada de cualquier tren, sino que quieren añadir aún más emotividad a este tipo de experiencias. De este modo, China está creando una estación de tren futurista que sorprende porque acogerá, incluso, un bosque que invitará a absorber las energías que ofrece la naturaleza.

Según los datos ofrecidos hasta ahora, se va a convertir en un auténtico museo en el que todos los viajeros se quedarán asombrados ante tanto detalle. También ante el diseño tan espectacular que muchos solo habrán visto antes en las películas. Sin embargo, China no es el único país que ha apostado por este tipo de estructuras, pues cada vez son más los arquitectos que optan por proyectos tan diferentes como espectaculares.

La estación de tren futurista de China

Una estación de tren siempre transmite historia, experiencias y multitud de emociones que recorren el cuerpo de aquellos que viajan. Un nuevo trabajo, un nuevo hogar, visitar a la familia, recorrer el mundo a través de las vías… Son muchas las razones por las que las personas se suben a este medio de transporte sin mirar atrás, mirando por el cristal, observando todo aquello que dejan durante unos días, unas semanas o, quizá, para siempre.

Encontrar el vagón correspondiente, sentarse en el asiento asignado y emitir ese suspiro por aquello que nos podemos encontrar minutos y horas después es como un ritual que nos transforma y nos invita a disfrutar de una nueva experiencia, larga o corta, quizá negativa o positiva. Pero, sin duda, se trata de un hecho que añade una vivencia más a nuestra mochila.

De este modo, visitar la estación de tren futurista de China, cuando finalicen las obras, multiplicará todo lo anterior. El motivo es que entrar en ella será como un viaje a otro mundo teniendo en cuenta la maqueta que muestra lo que será. Los colores, el silencio, los olores y el ambiente que esta última transmite no tienen nada que ver con las estructuras que rodean el lugar. Por ello, son muchos los que solo quieren visitarla, incluso sin tener un billete, con el fin de sentir que su vida se transforma por unos instantes.

Estación de tren de Jiaxing

La estación de tren de Jiaxing, que fue construida en el año 1909, se expande en un espacio de más de 35 hectáreas. Actualmente, solo muestra andamios, grúas y un color gris que pueden deprimir a cualquiera. Pero la ilusión, las ganas y la imaginación de los ciudadanos están creando una expectación enorme que aumenta la impaciencia porque este lugar se inaugure.

Sin duda, teniendo en cuenta lo que se ha mostrado hasta el momento, va a convertirse en una de las mayores estaciones de tren que existen actualmente en el planeta. Este dato no deja indiferente a nadie. De este modo, si todo continúa según lo previsto, en julio de 2021 será posible ser testigo de esta maravilla situada en el norte de China.

estación de tren

El proyecto se ha creado, sobre todo, para rehabilitar la zona. Esta había quedado completamente desvirtuada y masificada por el tráfico. Por ello, se propuso sustituir el diseño actual por una estación de tren subterránea, con luz natural y eficiente con el fin de transmitir un ambiente amigable y cómodo. Los arquitectos responsables han afirmado que querían crear un espacio tanto para ciudadanos como para turistas. Así, está naciendo un nuevo centro urbano que se convertirá en un soplo de aire fresco para muchos.

Zonas verdes

Hay quien piensa que una estación de tren es un lugar que destaca por los materiales de hierro y el color del óxido, el pitido de los medios de transporte y el alboroto de los que viajan y sus familiares. Pero en esta ocasión todo va a ser diferente. La razón es que las zonas verdes van a ser muy extensas y van a invitar a las personas a respirar como si estuvieran en medio de la naturaleza. Se podrá descansar y pasear entre árboles que harán olvidar que uno se encuentra en la ciudad. Tanto es así que quedarán la gran mayoría por encima de la estación. De este modo, se creará un oasis verde urbano en el que habrá sitio para los rayos de sol y para los espacios de sombra. Así, será perfecto para para todo tipo de personas.

Parque sin fronteras

En definitiva, con este diseño, los arquitectos han querido crear un «parque sin fronteras» en el que turistas y residentes puedan ser testigos de un precioso entorno natural sin tener que desplazarse demasiado de su lugar de origen o de destino. Además, se formará en este rincón de Jiaxing un auténtico contraste entre lo natural y la vida ajetreada que se seguirá desarrollando alrededor.

estación de tren

Jiaxing está interconectada con el sureste de China, es decir, con Suzhou, con Hangzhou y con Shanghai. De este modo, se trata de una ciudad clave para el sector industrial. Es más, hay que destacar que es conocida como «tierra de leche y la miel» y «hogar de seda». Por esta razón, era obvio que antes o después esta parte tenía que transformarse, pero aún quedan unos meses para poder ser testigo de todas estas experiencias y poder valorar el resultado.

Sin embargo, si está a la altura de la maqueta, no dejará indiferente a nadie. Por ello, sería comprensible que esta estación empezara a recibir aún más viajeros que quisieran pasearse por el campo estando en el centro de una gran ciudad. No siempre es fácil tener a mano esta oportunidad de contraste. De esta forma, cuando se presenta la oportunidad, simplemente hay que saber aprovecharla.

Otras estaciones de tren increíbles

La de China no es la única estación de tren que sorprende por su diseño. Y es que, a lo largo del planeta son muchas las ciudades que han apostado por construir estaciones que sorprendan a todos los viajeros desde la primera impresión. Entre ellas se encuentra la de Uelzen, en Alemania, en la que la luz y las formas abstractas se hacen protagonistas.

Asimismo, la de Rotterdam, en Holanda, también invita a viajar al futuro teniendo en cuenta su diseño externo. La Grand Central Terminal de Nueva York realmente es una obra de arte. En vez de coger un billete de tren, invita a comprar una entrada para ver un museo y entender toda su estética. Igualmente, llama la atención la de Gare do Oriente, en Lisboa, Portugal, que se distingue por su techo único, semejante a la parte inferior de una hoja.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario