6 habitaciones malditas de hoteles de España para dormir entre fantasmas

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Irse de fin de semana o de vacaciones es sinónimo de descanso y de pasar un tiempo de ocio agradable y relajante, pero este no es el caso si te alojas en algunas de las habitaciones malditas de hoteles de España.

Algunos que conozcan algunas de estas historias habrán reservado estos alojamientos a sabiendas de lo que entraña su historia y llevados por el morbo, pero otros se habrán sorprendido al darse cuenta de lo que sucedía dentro de sus habitaciones mientras intentaban dormir.

6 Habitaciones malditas de hoteles de España para no descansar

Dado que la mayoría de estos hoteles encantados de España tienen una historia tan interesante acompañada con un cómodo alojamiento, no es de extrañar que algunos huéspedes fantasmales hayan decidido no irse nunca. A continuación te presentamos las habitaciones malditas de hoteles de España y las más escalofriantes en las que pasar la noche será toda una experiencia.

Golpes y llantos en el Parador Castillo de Santa Catalina en Jaén

Parador Castillo de Santa Catalina habitaciones malditas de hoteles de España

El Parador Jaén está ubicado en una fortaleza árabe del siglo XVIII con vistas al rústico paisaje andaluz. Su decoración distintiva y su fantástico comedor, con la gastronomía popular como su característico ajoblanco – sopa fría de almendras y ajo- y la ensalada de perdiz, no son lo único que hace este parador tan especial.

Según los registros, un invitado en la habitación 22 del castillo afirmó haber sido despertado en medio de la noche por golpes sordos en la puerta y el llanto de una mujer. En 1984, se llamó a un equipo de psiquiatras paranormales para investigar, y llegaron a la conclusión de que no se trataba simplemente de otra historia de fantasmas: la habitación estaba, de hecho, atormentada por el espíritu de una joven que había muerto de angustia allí hace varios siglos.

La habitación 22 no es el único lugar espeluznante en este hotel embrujado. También se dice que el castillo alberga el espíritu de un prisionero apodado el Terrible Lagarto, que murió de hambre hace mucho tiempo mientras estaba encerrado dentro de la fortaleza. Muchos se han encontrado con este fantasma inofensivo, que se sabe que vaga por los pasillos y, en ocasiones, posee momentáneamente a invitados distraídos.

Experiencias paranormales en el Parador Olite en Navarra

Parador Olite en Navarra

El Parador Olite es un castillo del siglo XV cuya historia medieval le ha otorgado la distinción de estar considerado monumento nacional. Quizás, siguiendo el ejemplo de este escenario histórico, el espíritu de un príncipe antiguo también se niega a ser olvidado, y de alguna manera se las arregla para mantener encendida la bombilla sobre su retrato incluso cuando la luz se ha ido inesperadamente en el resto del castillo.

Pero el fantasma de Olite es, por lo demás, discreto, lo que permite a los visitantes contemplar las gloriosas vidrieras y los altos techos del edificio. Incluso tiene la amabilidad de no interrumpir mientras los huéspedes disfrutan de la cocina regional española, que incluye pimientos del piquillo y cordero al chilindrón con tomates y pimientos en el magnífico restaurante del Parador.

Parador de Cardona en Barcelona, una de las habitaciones malditas más aterradoras

Parador de Cardona en Barcelona habitaciones malditas de hoteles de España

El Parador Cardona es uno de los paradores con más historia de España. Se trata de un castillo medieval con una iglesia románica del siglo XI. Según cuentan algunas experiencias, un antiguo huésped parece haberse apegado especialmente a las vistas panorámicas del campo circundante, ya que su espíritu se niega a abandonar la habitación 712, un dormitorio en el que los muebles parecen tener vida propia. De hecho, durante varios años, una fuerza desconocida reunía los muebles cada noche y los colocaba en el centro de la habitación.

Sin embargo, por alguna razón, el fantasma del castillo de Cardona ha estado más relajado últimamente, y ha pasado un tiempo desde que hizo presencia por última vez. Quizás hizo un viaje al comedor y, después de disfrutar de una deliciosa comida de terrina de berenjenas con manitas de cerdo y cordero estofado, se sintió demasiado satisfecho para molestarse en mover cosas en la oscuridad de la noche.

Posada Real Castillo del Buen Amor en Topas, Salamanca

Posada Real Castillo del Buen Amor

La historia de “amor prohibido” entre Teresa de Las Cuevas y el Arzobispo Alonso de Fonseca es la que da nombre a este castillo convertido en un hotel perfecto para descansar unos días en la provincia de Salamanca y disfrutar de sus lugares más históricos. Y decimos perfecto, sobre todo, a los que os gustan las experiencias paranormales, porque tanto trabajadores como huéspedes de la Posada Real Castillo del Buen Amor en Topas coinciden en que existen golpes, ruidos y televisores que se apagan y encienden por arte de magia. Además, en la recepción han recibido llamadas de habitaciones que no estaban ocupadas, donde solo se escucha respirar al interlocutor.

Gran Hotel La Perla en Pamplona

Gran Hotel La Perla

El Gran Hotel La Perla en Pamplona se inauguró en 1881 y se considera el segundo hotel más antiguo de España. Huéspedes tan conocidos como Ernest Hemingway, Orson Welles, Charles Chaplin y Alfonso XII se han maravillado con sus vistas a la calle Estafeta tan famosa en la ciudad. Con tantos años de historia, no es de extrañar que el espíritu más popular de Pamplona haga excursiones por sus pasillos. No queda claro de quién se trata, pero muchas personas que se han alojado en este hotel afirman haber visto sombras extrañas durante la madrugada por sorpresa.

Parador de Limpias en Cantabria

Parador de Limpias en Cantabria habitaciones malditas de hoteles de España

El Parador de Limpias en Cantabria se ubica en el exuberante y bello Palacio Durcal de Eguilior. Cuentan las leyendas que en este histórico edificio viven tres fantasmas que pueden ser descritos físicamente al mínimo detalle por algunos parapsicólogos.

Varios testimonios aseguran haber oído a una mujer joven llamada Margarita tocando el piano en la biblioteca ante un único espectador, su hijo. Algunas personas también aseguran haber visto un espíritu que identifican con un antiguo sirviente, cuyo cuerpo desapareció de forma misteriosa.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario