Los hoteles más antiguos del mundo y en los que aún te puedes alojar

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Cuando nos vamos de vacaciones, son muchos los lugares que queremos conocer. Playas, museos o iglesias son algunos de ellos. Pero, ¿y si te dijéramos que puedes elegir un hotel durante tu viaje que no tiene nada que envidiar a los rincones anteriores? Imagínate dormir en un edificio cargado de historia, en el que puedes aprender multitud de datos culturales y trasladarte en el tiempo solo por el hecho de reservar una habitación. Tenemos que decirte que es posible. A lo largo de este artículo hablaremos de los hoteles más antiguos del mundo. Son una opción maravillosa independientemente del tipo de viaje que realices. Siempre es positivo pasar la noche en un lugar que nos aporte algo más que una zona de descanso, y sin duda, estas estancias lo cumplen.

Los hoteles más antiguos del mundo

Los hoteles más antiguos del mundo están llenos de historia, de una decoración única y de un ambiente que es incapaz de compararse con ningún otro. Alojarte en uno de ellos significa recordar cómo se diseñaba en épocas pasadas, a qué le daban importancia y qué servicios eran los más destacados. Sin duda, un lugar cargado de magia para ponerse en la piel de aquellos que han estado en ese mismo sitio siglos atrás. ¿Cuántas historias habrán tenido lugar entre sus paredes? Es un buen momento para conocer ciertas formas de vida y echarle imaginación para recrear algunas de las situaciones que se pudieron dar.

Hotel Interlaken, en Suiza

Los hoteles más antiguos del mundo

El hotel Interlaken, que se encuentra en Suiza, fue inaugurado en 1323, aunque se desconoce quién fue el encargado de construirlo. Cuenta con 55 magníficas habitaciones que dieron cobijo a los viajeros del siglo XIV. Concretamente se empleó como casa de huéspedes del claustro. Tan bueno era su funcionamiento, que en 1491, Louis Ross renovó el hotel y recibió su propio escudo de armas. Este está formado por dos caballos y dos cabras montesas alpinas. Este aún puede verse en la fachada del edificio. A ciencia cierta, se sabe que músicos de la talla de Félix Mendelssohn se alojaron en este hotel.

Seaside Inn and Cottages, Kennebunk, EE. UU.

Los hoteles más antiguos del mundo

Este edificio fue inaugurado en 1756. Desde entonces, ha sido la misma familia quien ha regentado el negocio, concretamente, desde hace nueve generaciones. Se cree que se construyó a partir de la estructura de un edificio antiguo que data de 1660.

Pilgrimhaus, Alemania

Los hoteles más antiguos del mundo

El hotel Pilgrimhaus fue fundado en el año 1304 por el Consejo de la ciudad como un hospicio y una casa de peregrinos. Está ubicado en Soest, North Rhine-Westphalia, Alemania, y la posada fue utilizada principalmente por los seguidores de Santiago “el Mayor” en su camino a Santiago de Compostela.

En el año 1613, la ciudad vendió el Pilgrimhaus a Thomas Merckelbach, quien fue el responsable del negocio hasta 1766. Después, fue la familia Bödecker la que se hizo con la empresa hasta el 2008. Fue en este momento cuando el edificio fue adquirido por la familia Beck, que aprovechó para renovarlo en el año 2016.

Old Hall Hotel, Reino Unido

Los hoteles más antiguos del mundo

Este edificio se remonta a 1573. Ahora, según los estudios de algunos historiadores, se ha llegado a la conclusión de que en ese lugar lleva existiendo una vivienda desde hace más de 3.000 años. Todo ello se debe a la cálida primavera que invade la zona cada temporada. Por este motivo, era una parada popular entre los viajeros celtas. Una de las principales anécdotas que se cuentan sobre este sitio, es que en él la reina María de Escocia fue encarcelada por orden de la reina Isabel I.

Orso Grigio, Italia

Los hoteles más antiguos del mundo

Este hotel fue inaugurado en el año 1303. Sus orígenes se remontan a cuando el rey Albrecht otorgó a la ciudad de Innichen un permiso para abrir un mercado. Por ello, en el lugar se construyeron las primeras posadas con el fin de dar cobijo a los nobles y a los comerciantes que viajaban hasta allí para hacer importantes compras. Esta fue una de ellas. No hay datos que concluyan quién fue el dueño del edificio hasta mediados del siglo XV. Ahora, sí que se conoce que Conrad Maus es el primer propietario registrado en 1462. A día de hoy es la familia Ladinsger la que regenta este antiguo hotel que cuenta con 30 habitaciones.

Blaue Gans, Austria

Los hoteles más antiguos del mundo

Otro de los hoteles más antiguos del mundo es el Blaue Gans, situado en Austria. Fue fundado en 1350 y es el primero de arte de Salzburgo. Llama la atención no solo por su antigüedad, sino también porque se encuentra muy cerca de rincones históricos como el lugar de nacimiento del gran compositor Mozart. Tanto en sus pasillos como en su vestíbulo encontrarás casi 100 obras de arte originales.

The Old Bell Hotel, Reino Unido

Hoteles con historia

El Old Bell Hotel comenzó siendo una hostería en 1220 por Abbot Loring. Desde que fue fundado, este edificio situado en Reino Unido y que cuenta con 30 habitaciones siempre ha estado abierto. A pesar de que en él se han producido algunas remodelaciones, aún conserva algunas zonas originales que datan del año de su inauguración, incluida una preciosa chimenea de piedra.

Angel & Royal, Reino Unido

Hoteles históricos

Este edificio se encuentra ubicado en Abbey Row, Malmesbury. Angel & Royal fue construido en 1203 para servir como albergue para la Hermandad de los famosos Caballeros Templarios. Inicialmente se llamaba únicamente The Angel Inn pero, tras la visita del Príncipe de Gales, posteriormente Eduardo VII, se añadió la “parte real” al nombre en 1866. Los templarios dirigieron la posada hasta 1308. En su interior acoge 31 habitaciones únicas, el Kings Room Restaurant, el Bertie’s Bistro & Bar y otros muchos rincones que deberías conoces si te apasiona la historia.

The Olde Bell, Reino Unido

The olde bell

Este histórico hotel fue fundado en 1135 en Hurley, Berkshire, Inglaterra, sirviendo de casa de huéspedes para el Priorato Benedictino de la ciudad. Cuenta con 48 habitaciones y lleva el nombre de la Campana Sanctus, el cual era utilizado para informar a los monjes de que un visitante importante había viajado hasta Hurley y necesitaba alojamiento. Algunos de los inquilinos más destacados del edificio han sido Winston Churchill, Dwight D. Eisenhower o Elizabeth Taylor.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario