Escapadas de fin de semana en familia Pirineo de Girona

Contenido del artículo

Cuando el estrés de la rutina diaria se hace insoportable, no hay nada como desconectar de todo en las montañas. Lejos de todo el ruido y las prisas agobiantes de las ciudades, descansar rodeado de la naturaleza es un placer incomparable.

Te invitamos a conocer un paraíso en el Pirineo de Girona, donde tú y tu familia podréis relajaros rodeados de las montañas, pero además no tendréis ni un minuto para aburriros, con la cantidad de planes y actividades disponibles durante todo el año. Hablamos de la comarca del Ripollès, una región llena de cultura y lugares preciosos para descubrir en tu próxima escapada.

Descubre el rico patrimonio del Ripollès

Pasa un didáctico día en descubriendo el rico patrimonio románico del Ripollès. Con casi 100 monumentos dignos de admiración, esta zona se ha convertido en una de las que concentran más cantidad de restos de la época romana. Pero si prefieres el medioevo, el núcleo medieval de Vallfogona de Ripollès te permitirá pasear por las calles empedradas disfrutando de los edificios, tal y como eran entonces.

Los más pequeños aprenderán la historia de la región, sus leyendas y costumbres, en los Museos y Centros de interpretación de los pueblos que forman esta región. Como el Museo Etnográfico de Ripoll o el Museo del Conde Arnau. Seguro que les encantará descubrir cómo trabajaban el carbón en las Minas de Ogassa.

Sin duda, la joya de la corona es la portada del Monasterio de Ripoll, donde aún se pueden ver imágenes de la Biblia y un curioso calendario que representa los trabajos en el campo en cada estación. En el interior del monasterio tanto la Basílica reconstruida en el siglo XIX como la necrópolis dejarán a todos con la boca abierta.

Quizá te interese leer:  Viaje a las Azores: todo lo que necesitas saber

Disfruta en familia

Todos sabemos lo importante que es planificar actividades en familia cuando se viaja con niños. Mientras que una persona adulta puede pasar horas paseando por la naturaleza y parando a respirar el aire puro, los más pequeños necesitan bastante más actividad. Menos mal que en el Ripollès encontrarás un sinfín de experiencias con las que se lo pasarán bomba.

Todos lo pasaréis en grande en el Estiula Aventura o el Molló Parc Aventura, dos divertidísimos parques de aventuras en medio de la naturaleza con recorridos acrobáticos, tirolinas, pruebas de equilibrio y coordinación y mucho más.

A los amantes de los animales les encantará verlos en semilibertad en plena montaña en el Molló Parc Animales. Podréis ver osos, lobos, linces, jabalíes y otras muchas especies autóctonas del Pirineo catalán.

Para los que tienen una energía inagotable, la cantidad de deportes que se pueden practicar ayudarán a quemarla. En invierno, como no podía ser de otra manera, el esquí, las travesías en raqueta y el snowboard son las actividades indiscutibles. Sube a la estación de esquí de Vall Núria en su tren cremallera y pasad horas y horas deslizándoos por la nieve. El resto del año, podéis montar a caballo, hacer escalada, alpinismo, golf, etc. y los más valientes incluso se pueden atrever a hacer parapente.

Actividades en la naturaleza para todos

Visitar una zona como la del Ripollès invita a conocer cada rincón de los pueblos y montañas de distintas formas. La más popular es sin duda recorrer los caminos haciendo senderismo. La ruta más popular es Itinerànnia, una red de senderos bien señalizados que te llevará junto a tu familia por todos los pueblos de la comarca, desde Ripollès al Alt Empordà, pasando por la Garrotxa. Si lo prefieres, también dispones de travesías por las montañas aptas para hacer en bicicleta, otra manera fabulosa de conocer la región.

Quizá te interese leer:  Milán ¿Qué ver y hacer en la ciudad de la moda y el arte de Italia?

No puede faltar en tu lista de cosas por hacer, visitar el Parque Natural de las Capçaleres del Ter i del Freser. Situado en una ubicación privilegiada, se extiende por casi 15 mil hectáreas, ofreciendo a sus visitantes parajes preciosos, ricos ecosistemas, flora y fauna de la zona, y mucho más. Pasar un día en familia recorriendo sus senderos o practicando deporte, será una de las mejores experiencias de vuestra escapada.

Cuando quieras disfrutar de las mejores vistas, y los pequeños de la casa estén cansados de caminar, el telesilla de Jordi Pujol, situado en la estación de esquí de Vallter 2000, ofrece las mejores vistas del nacimiento del Ter en verano. Los asientos son para 4 personas, por lo que la familia al completo se puede sentar junta.

Leyendo todo lo que puedes hacer, seguro que te han entrado ganas de organizar una escapada en familia al Ripollès lo más pronto posible. Pues lo mejor de todo es que la región ofrece todavía mucho más. ¡No dudes en ir a conocerla con la familia!

Deja un comentario

¡Suscríbete y recibe nuestros últimos artículos directamente en tu correo!