Monumentos de Roma que no te puedes perder si la visitas

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Hay un dicho muy popular que seguro conoces: Todos los caminos llevan a Roma. ¿Cómo no perderse en esta magnífica y ancestral ciudad si tienes oportunidad? Aunque la mejor manera de conocer un lugar es caminando sin rumbo fijo por sus calles, no puedes dejar de visitar algunos de los monumentos de Roma más populares.

Monumentos de Roma

Roma es la capital de Italia y, desde su fundación, ha sido testigo de innumerables hechos históricos. Así que Roma parece suspendida en el tiempo, esperando a ser descubierta por los curiosos viajeros que decidan visitarla. Siempre hay un secreto que descubrir en Roma, siempre hay algo nuevo por conocer, además de su fabulosa gastronomía.

Borghese es uno de los parques más grandes de Roma

La capital italiana ha servido de inspiración para incontables obras del cine y la literatura. No podemos dejar de mencionar la inolvidable película de Audrey Hepburn y Gregory Peck, Vacaciones en Roma o los libros Come, Reza, Ama; de Elizabeth Gilbert o hasta Ángeles y Demonios, de Dan Brown. Y es que Roma tiene más de 3.000 años de historia y ha visto de todo.

No olvidemos que Roma fue capital de uno de los imperios más grandes de la historia de la humanidad y que los hombres que gobernaron sobre este vasto imperio, quisieron dejar huella para las futuras generaciones. No es de extrañar que en las calles te encuentres algunos de los monumentos de Roma más emblemáticos de todos los tiempos. Después de la caída del imperio romano, llegó el catolicismo y, con ello, los monumentos no hicieron más aumentar su número. ¿Por dónde empezar?

El Coliseo Romano

Uno de los monumentos de Roma más importantes es el Coliseo. Es símbolo de la ciudad y es una de las construcciones más famosas de todos los tiempos. Es lo que la torre Eiffel a París o la Estatua de la Libertad a Nueva York. El Coliseo romano tiene más de 2.000 años de historia, pues su construcción comenzó en el siglo I de nuestra era, por órdenes de Vespasiano. Es un monumento imponente, con 188 metros de longitud, 155 de ancho y 57 metros de alto. ¡Construirlo sólo tomó ocho años! En el Coliseo se celebraban todo tipo de ceremonias, pero las más famosas, por supuesto, son los combates de gladiadores y naumaquias.

El Coliseo romano es el símbolo de la ciudad

Foro romano

Si estás en Roma no puedes dejar de visitar el Foro Romano, que era parte del centro de la antigua Roma. Aquí los romanos tenían sus principales instituciones de gobierno, así como templos y mercados. Hoy en día, puedes ver las ruinas de diferentes monumentos y edificios como la Vía Sacra, el Arco de Tito y los famosos templos de Vesta y Saturno. Está a un costado del Coliseo.

El foro romano está muy bien conservado

Fontana di Trevi: uno de los monumentos de Roma que no puedes perderte

Si visitas Roma no dejes de acercarte a la Fontana di Trevi para pedir un deseo. La tradición dice que debes lanzar una moneda a la fuente y formular tu petición; ya sabes, lo típico: volver a Roma o casarte con un italiano o una italiana, ¡Todo puede ocurrir! Es una de las fuentes más impresionantes del mundo, una de las más visitadas y, por supeusto, una de las más hermosas.

Comenzó a construirse en el siglo XVIII y las obras se prolongaron durante más de treinta años. El encargado de construir la fuente fue Nicola Salvi. La fuente se distingue por el realismo de las figuras que la componen y que se magnifican porque la plaza en la que se encuentra es bastante pequeña.

La Fontana di Trevi es uno de los monumentos de Roma más visitados

Piazza Navona

Una parada obligada en Roma es la Piazza Navona. Es una de las plazas más bonitas y concurridas de la capital italiana. Y es que la plaza en sí es un monumento icónico, en el corazón de la ciudad. Aquí puedes encontrar monumentos emblemáticos como la Iglesia de Santa Agnese in Agone o la Fuente de los ríos. Es uno de los puntos mas turísticos de Roma, pues está llena de vida cuenta con numerosas opciones para disfrutar de la gastronomía italiana.

No puedes dejar de acercarte a la Piazza Navona

Panteón de Agripa

Sin duda uno de los monumentos de Roma mejor conservados es el Panteón de Agripa, en el centro de la ciudad. Este imponente recinto comenzó a construirse en el año 126 a.C; cuando Adriano era emperador de Roma. Se caracteriza por ser un monumento de corte circular perfecto, pues tanto el diámetro como la altura son iguales: 43,3 metros. En el Panteón de Agripa están enterrados algunos reyes de Italia y el magnífico pintor Rafael Sanzio. También puedes encontrar algunas obras de arte.

El Panteón de Agripa es uno de los monumentos de Roma más concurridos

Plaza de España

Dicen que en todas las ciudades hay una «Plaza España», pues Roma no es una excepción. También los italianos tienen su Piazza di Spagna y, curiosamente, se llama así desde el siglo XVII. ¿La razón? Porque desde ese siglo, la Embajada de España se encuentra en esta popular plaza. Es una de la plazas más importantes de la ciudad, pues aquí se cruzan las Vias Fratina, dei Babuino y dei Condotti.

La Plaza España en Roma, se llama así porque la embajada española se encuentra aquí desde el siglo XVII

Las Catacumbas: uno de los monumentos de Roma más icónicos

Las Catacumbas son un sitio único y lleno de historia en Roma. Comenzaron a construirse en el siglo II d.C. y las obras concluyeron 300 años después. Pero, ¿Qué son las Catacumbas? Pues son una serie de galerías subterráneas que se construyeron para enterrar a los judíos y cristianos. Curiosamente, para ellos la costumbre funeraria de incinerar los cadáveres era pagana, pero según las leyes de Roma, no se podía enterrar a nadie dentro de la ciudad. Por eso construyeron las Catacumbas extramuros. Las más famosas y que puedes visitar son las de San Sebastián, San Calixto, Priscila, Domitila y Santa Inés.

Según la tradición, los cristianos se reunirían en estas galerías durante la época en que fueron perseguidos por los romanos.

Las Catacumbas fueron cementerios cristianos y judíos

Plaza del Popolo

A la Plaza del Popolo se le conoce, desde hace siglos, como la puerta de Roma. Y es que desde aquí partía la Via Flamina, la ruta que servía para unir a Roma con el resto de Europa. En esta plaza se encuentra la Iglesia de Santa María del Popolo. Esta es una de las Iglesias más espectaculares de Roma que te recomendamos visitar, pues cuenta con verdaderas obras de arte de los artistas más famosos: Rafael Sanzio, Roberto Bernini o Caravaggio.

Se cree que esta es la puerta de entrada a Roma

Castillo de Sant’ Angelo

El imponente Castillo de Sant’ Angelo o Mausoleo de Adriano, se encuentra en la orilla derecha del Tíber y muy cerca del Vaticano; de hecho, el castillo se une con la Santa Sede a través de un pasadizo fortificado llamado Passetto. El Passetto fue construido para ayudar al Papa a escapar, en caso de peligro. El castillo toma su nombre de la imponente estatua de un ángel en la parte más alta del castillo.

Este castillo une al Vaticano con Roma a través de un pasadizo: Passetto

Basílica de San Juan de Letrán

Este es uno de los monumentos de Roma más emblemáticos, pues se trata de la basílica más importante de la ciudad y, por supuesto, es una de las más bellas. Es la Catedral de Roma y se construyó por órdenes del emperador Constantino. El pórtico de la basílica es de los más destacados, pues es aquí donde el Papa celebra, cada año, la liturgia del Jueves Santo.

La basílica de San Juan de Letrán es uno de los monumentos de Roma más bonitos

Basíica de San Pablo Extramuros

Fuera de los muros de la ciudad se encuentra la basílica en honor a San Pablo. Es una de las construcciones más hermosas de Roma y también fue mandada a erigir por el emperador Constantino. En el interior de la basílica se encuentran los restos del apóstol San Pablo. La reconstrucción de esta basílica tomó más de un siglo, después de que un incendio, en 1813, la arrasó por completo.

La basílica de San Pablo Extramuros fue construida bajo las órdenes de Constantino
Rom, Sankt Paul vor den Mauern (San Paolo fuori le Mura)

Villa Borghese

Villa Borghese es un parque romano, pero todo el conjunto constituye uno de los monumentos más impresionantes de la ciudad. Dentro del parque puedes encontrarte con múltiples museos y atracciones como la Galería Borghese, donde hay grandes obras de Bernini, Rafael y Caravaggio.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario