Los 9 pueblos costeros más bonitos de Lituania que deberías visitar

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Lituania se caracteriza por ser un país en el que pueden visitarse joyas naturales y artificiales. En él podemos encontrar playas de arena blanca que bordean la península de Curonia, una punta de tierra con forma de rabo de cerdo que cuelga del costado occidental del país y espesos bosques cargados de encanto que custodian lagos centelleantes. Ahora, a lo largo de este artículo vamos a centrarnos en los pueblos costeros más bonitos de Lituania.

Curiosidades de Lituania

Las tradiciones del mundo rural aún tienen mucha fuerza en Lituania. De este modo, por ejemplo, los turistas pueden ser testigos de los antiguos rituales paganos que perduran en los tres países bálticos. Se venera a las cigüeñas, los ramos de flores impares se rechazan por superstición y el solsticio de verano goza de gran relevancia.

El elemento espiritual de esta celebración ha desaparecido en gran medida, pero amigos y familiares siguen reuniéndose en el campo para una luminosa noche de fogatas.

En busca de setas

El clima de Lituania lo hace propicio para recoger deliciosas setas que a su vez podemos degustar en los restaurantes de la zona. Ahora, si queremos ser prudentes debemos viajar en las temporadas concretas en las que nacen estos hongos.

Viajar con niños a Lituania

Puede que en el pasado, cuando Estonia, Letonia y Lituania eran repúblicas socialistas soviéticas, resultara poco apetecible viajar con niños, pero hoy supone un placer. Lituania forman parte de la Unión Europea, así que se aplican los mismos estándares que en Londres o Viena para todo tipo de productos, desde los alimentos infantiles hasta las sillas para bebés.

Los pueblos costeros más bonitos de Lituania

La zona costera de Lituania es un tesoro para todos los sentidos. Con el fin de demostrártelo, a continuación vamos a describirte los pueblos costeros más bonitos de Lituania.

Nida

pueblos costeros más bonitos de Lituania

En primero lugar, queremos hablar de Nida, un pueblo de la mancomunidad de Neringa que se encuentra en el espectacular Istmo de Curlandia. Se trata de una zona muy veraniega rodeada de un envidiable entorno natural. Aquí podrás encontrar una preciosa laguna plateada, frondosos bosques de pinos, bonitas casas de madera, veletas hechas a mano y una duna espectacular.

Sventoji

Sventoji

Por supuesto, también queremos hablar de Sventoji, un pueblo de pescadores tradicional situado en la costa del mar Báltico que se ha convertido en un importante destino vacacional.

Muchos se sienten atraídos por su mar agitado, mientras que otros se acercan a este lugar para descubrir sus yacimientos arqueológicos. Se trata de unas excavaciones con más de 3.000 años de antigüedad que salpican las dunas y los campos de la localidad. Por otro lado, es importante tener en cuenta que el río homónimo atraviesa la ciudad hasta desembocar en el mar.

Palanga

pueblos costeros más bonitos de Lituania

Palanga está situada en la costa de Lituania y es una de las principales poblaciones veraniegas. Conocida como la capital de verano, la pequeña ciudad de 16000 habitantes se convierte en un hervidero con decenas de miles de personas que acuden para disfrutar de las agradables temperaturas. La costa lituana es famosa por sus playas de arena blanca y sus dunas, que no se encuentran en ningún otro lugar de la costa del Mar Báltico.

Klaipeda

Klaipeda

Klaipeda tiene el puerto más importante de Lituania, lo que hace que el carácter marítimo de este pueblo se perciba en su fisonomía y sus gentes. Situado en la desembocadura del río Nemunas, Klaipeda es, junto a Palanga, el escaparate costero por excelencia de Lituania. El turismo llega a menudo en cruceros, atraído por su centro histórico, sus museos, las excursiones al Istmo de Curlandia y por su tradición milenaria del ámbar.

Karklé

pueblos costeros más bonitos de Lituania

El Castillo de Klaipeda es uno de los puntos más populares de Karklé. En este pueblo, además, podremos ser testigos de un parque etnocultural, una exposición en la que podremos descubrir información sobre la historia del ámbar, un centro turístico para niños, playas y antiguas granjas que nos harán conocer cómo funciona realmente el mundo rural.

Respecto al Castillo de Klaipeda, fue construido por los Caballeros Teutónicos bajo el nombre de Memelburg, en 1252. Fue un punto militar importante en los siglos XIV y XV, durante las guerras paganas de Lituania, y más tarde contra el ejército sueco y ruso.

Rusnés

pueblos costeros más bonitos de Lituania

Esta localidad está situada en el Parque regional del Delta del Nemunas. Tiene alrededor de 2500 habitantes y 5 km² de superficie. Su encanto reside justo en estas características. Está rodeado de pura naturaleza. Se trata de un pueblo de pescadores en el que se puede disfrutar tanto de los frondosos árboles como de sus frías aguas que bañan el pueblo. Quienes busquen calma, este será un lugar ideal para ellos.

Juodkrante

pueblos costeros más bonitos de Lituania

Juodkrante fue durante siglos un pueblo pesquero llamado Schwarzort. Este experimentó un auge turístico a finales del siglo XIX y principios del XX. Después de la Primera Guerra Mundial, esta zona fue separada de Alemania y el pueblo se hizo conocido como Juodkrante.

En este lugar podemos visitar el Cerro de las Brujas, en el que se exhibe una gran colección de esculturas de madera de varios artistas. Por otro lado, de interés para los observadores de la naturaleza son el gran cormorán grande y la garza real. Se cree que las garzas han anidado cerca de Juodkrante desde el siglo XVII, pero los cormoranes llegaron solo a principios del siglo XIX.

Venté

pueblos costeros más bonitos de Lituania

Si hay algo que merece ser visitado en Lituania son los amaneceres y los atardeceres que inundan Venté. Se trata de uno de los pueblos costeros más bonitos de Lituania y sus paisajes y vistas lo corroboran. El sol se refleja en el agua aportando luz a la zona. Las casas, propias del mundo rural, están colocadas de forma perpendicular al mar, creando auténticos laberintos entre sus calles. Sin duda, si buscas un pueblo que parezca sacado de un cuento de hadas, este es uno de ellos.

Sturmai

Sturmai

En Sturmai podrás descubrir la mejor gastronomía de Lituania. Además, encontrarás también en este lugar la calma que regalan las olas del mar. Son grandes las porciones de tierra que invaden este último de una forma muy especial. En estas creaciones de la naturaleza podrás sentir que os encontráis en un encuentro único, el sol, el agua y tú.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario