Pueblos de cuento en la Selva Negra que puedes y querrás visitar

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

La leyenda cuenta que los hermanos Grimm se inspiraron en la Selva Negra de Alemania -situada en la espectacular cadena montañosa de Baden-Württemberg- para escribir muchas de sus famosas historias: Caperucita Roja, Hansel y Gretel, El Gato con Botas, o La Bella Durmiente. Esta región recibe su nombre del frondoso conjunto de hojas perennes que se eleva sobre los numerosos árboles del bosque, y es hogar de elaborados relojes de cuco, casas de madera, pintorescos pueblos y castillos en ruinas. En este artículo te contamos cuáles son los pueblos de cuento en la Selva Negra, una tierra mágica llena de tradiciones culturales. ¿Te animas a descubrirlos?

Los 6 pueblos de cuento en la Selva Negra que más te van a gustar

Baden – Baden

Conocida como una de las ciudades balnearias más de moda de Europa, Baden-Baden es uno de los principales pueblos de cuento en la Selva Negra y constituye un lugar perfecto para alojarse y mimarse al máximo. Situada en la parte norte del bosque, esta ciudad del siglo XIX está llena de arquitectura de la Belle Epoque y de lujo del viejo mundo.

Baden-Baden tiene una vibrante comunidad cultural con eventos y exposiciones durante todo el año. Se puede hacer una caminata guiada por el Parque Nacional de la Selva Negra, muy arbolado, o quedarse en el centro de la ciudad y disfrutar del agua curativa de los baños termales.

Baden - Baden

Calw

Calw se encuentra en el norte de la Selva Negra y tiene fama de ser uno de los pueblos más bonitos de la región. La pintoresca plaza del mercado es un lugar fantástico para comenzar el recorrido por la ciudad. Rodeada de casas de madera del siglo XVIII, la plaza Calw es la imagen de la quintaesencia de un pueblo de la Selva Negra. La ciudad debe su crecimiento actual al turismo, gracias al cual se han abierto restaurantes y comercios.

Calw

Friburgo

Friburgo es una ciudad universitaria y un excelente punto de partida para explorar el sur de la Selva Negra. Esta alegre ciudad se encuentra al pie de las laderas boscosas y los viñedos de la Selva Negra, y está llena de casas de madera y de serpenteantes calles empedradas.

Friburgo

Puedes pasear por el bosque o subir en el teleférico Schlossbergbahn hasta la torre del mirador de la montaña de Schlossberg, donde podrás disfrutar de unas maravillosas vistas de la ciudad.

La población estudiantil local ha dado a la ciudad una animada vida nocturna, pero cualquiera puede disfrutar de los biergarten (jardines y terrazas interiores en las que se sirve cerveza) a lo largo del canal. Además, Friburgo es el sitio perfecto para visitar si no te gusta mucho el frío, ya que ha sido nombrada la ciudad más cálida de Alemania debido a que recibe sol durante todo el año.

Baiersbronn

Situado en plena montaña, Baiersbronn es uno de los pueblos de cuento en la Selva Negra más idílicos y menos masificados. Cuenta con tres restaurantes con estrellas Michelin que, situados en el mágico marco de la Selva Negra, son los lugares perfectos para relajarse y disfrutar de una buena cena alemana de vanguardia.

Por otra parte, cuando no estás disfrutando de una excelente cocina o de un paseo por el bosque, en Baiersbronn puedes ir a las pistas de esquí o visitar los campos de golf locales y el cercano monasterio del siglo XII, las ruinas de Allerheiligen.

Baiersbronn, uno de los pueblos de cuento de la Selva Negra

Heildeberg

Este antiguo pueblo situado a orillas del río Neckar es el epítome del romanticismo alemán. Hogar de la universidad más antigua del país y uno de los castillos más populares de Alemania, Heidelberg está llena de impresionantes paisajes urbanos y una atmósfera histórica palpable.

Visita los jardines del castillo para disfrutar de una fantástica vista de la ciudad; date un relajante paseo por el casco antiguo de estilo barroco; contempla el antiguo puente de piedra, o recorre el Paseo de los Filósofos, un famoso paseo a lo largo de las orillas del río Neckar, donde los filósofos y profesores de Heidelberg solían hablar de sus ideas optimistas.

Heildelberg, uno de los pueblos de cuento de la Selva Negra

Lago Tititsee

Este lago glaciar no entra dentro de la definición de pueblos de cuento en la Selva Negra, pero es una zona tan bonita que puede visitarse desde cualquiera de los pueblecitos de alrededor que merecía la pena incluirla en la lista.

Lago Tititsee

Situado en la región sur y rodeado de altos bosques de pinos en montañas bajas y onduladas, el Lago Titisee es un lugar de belleza natural de otro mundo. Los viajeros acuden en masa para nadar, navegar y practicar windsurf. Algunas veces durante el invierno, el lago se congela lo suficiente como para permitir el patinaje sobre hielo. Hay hermosas áreas para pasear a orillas del lago, incluyendo un sendero de 8 km alrededor del lago que sube por la montaña Hochfirst.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario