Los pueblos bonitos de Asturias que deberías visitar cuando viajes al norte

Contenido del artículo

El mapa de Asturias está salpicado de pueblos preciosos que te conquistarán. Si no te gusta más que explorar el campo y la naturaleza durante sus vacaciones, esta región es el destino ideal para ti. Como recomendación, te alentamos a que comiences tu viaje visitando los pueblos más bonitos de Asturias que te proponemos a continuación.

Pueblos bonitos de Asturias para visitar durante tus vacaciones

El turismo rural se está convirtiendo en una opción cada vez más popular entre los viajeros. Y no es ninguna sorpresa, ya que tiene mucho que ofrecer. La naturaleza no solo te envuelve en un mundo de tranquilidad, lejos del bullicio de las ciudades, sino que también se presta a todo tipo de actividades al aire libre, como senderismo, deportes acuáticos y de montaña. Y eso sin mencionar los auténticos sabores de la gastronomía asturiana. Explorar los pueblos más bonitos de Asturias con imágenes es una manera fantástica de disfrutar de todo esto y más.

Ya sea en la costa o en el interior, estos son lugares que emanan encanto. Con siglos de historia a sus espaldas, estos pueblos están envueltos en mitos y leyendas que quieren ser explorados. Algunos lugares de Asturias son casi imposibles de describir con palabras. La mejor opción es venir a conocerlos por ti mismo.

Cudillero

Cudillero

Pídele a cualquiera que nombre uno de los pueblos más bonitos de Asturias y te mencionará Cudillero. Ubicado en una curva natural en la costa, el pueblo costero es invisible hasta que estás llegas a él. Acercarse a las pendientes casi verticales es una alboroto de casas de colores brillantes y calles escarpadas que lo acercarán más y más al mar.

Cudillero ofrece muchas formas de pasar el tiempo. Recomendamos visitar el anfiteatro, pasear por el centro histórico y seguir el pez azul en las paredes hasta el punto más alto del pueblo con sus espectaculares vistas. Esta pequeña localidad también está envuelto en impresionantes playas, cada una con su propio carácter. Entre ellas podemos mencionar: El Silencio, Concha de Artedo, Puerto Chico y Oleiros.

Ribadesella

Ribadesella

Si existe algún lugar que puede competir con la belleza de Cudillero, ese es Ribadesella. También en la costa, el pueblo es la puerta de entrada a la cordillera de los Picos de Europa. El centro histórico ha sido restaurado y es peatonal, por lo que es un lugar ideal para caminar y darse un paseo al aire libre. Mientras paseas, te encontrarás con joyas arquitectónicas como la Casa de los Ardines y un edificio del siglo XVI que es el actual ayuntamiento.

Quizá te interese leer:  ¿A dónde viajar en Estados Unidos? Mejores sitios y ciudades de EEUU

Las playas de Ribadesella son una auténtica gozada. La playa de La Atalaya está escondida y alberga piscinas naturales, mientras que la playa de Santa Marina tiene un paseo marítimo bordeado de bonitas casas vacacionales. Cerca de allí, hay pequeños caseríos, como Tereñes, Cueves y Sebreñu, por nombrar algunos, donde el estilo de vida es auténticamente asturiano. No te pierdas todo lo que puedes ver y hacer en Ribadesella.

Cerca de Ribadesella se encuentra una cueva muy peculiar, la Cuevona de Cuevas del Agua. Se puede recorrer a pie o en coche y da acceso al pequeño pueblo del mismo nombre.

Llanes

Llanes

No debería sorprendernos saber que Llanes tiene una larga tradición como destino de vacaciones: es un pueblo costero absolutamente encantador. El casco histórico es uno de los mejor conservados de Asturias y abundan las sidrerías donde empezar a conocer la cultura local y su inclinación por la bebida alcohólica de manzana.

El centro histórico está lleno de elegantes casas adosadas, una basílica del siglo XV, una torre medieval y el casino. La mejor manera de explorarlo es, no hace falta decirlo, dando un paseo. También merece la pena visitar el litoral de Llanes, que cuenta con nada menos que 30 playas. Desde pequeñas calas hasta largas extensiones de arena, este tramo de la costa te cautivará. El Sablón es la playa del pueblo.

Cangas de Onís

Cangas de Onís

Enclavado en el interior, Cangas de Onís es un pequeño pueblo con una gran historia. Aquí tuvo lugar la batalla de Covadonga, que se dice que fue el inicio de la conquista cristiana para recuperar Al-Ándalus.

Lo que mejor define el pueblo es el puente romano que está decorado con la Cruz de la Victoria, uno de los símbolos más reconocibles de Asturias. La cocina de Cangas es como en ningún otro lugar. Las tiendas locales venden los productos tradicionales más deliciosos. Si puedes, dirígete al mercado para probar el queso producido en los Picos de Europa.

Cangas de Onís se encuentra cerca de los hermosos paisajes montañosos del parque natural Montaña de Covadonga y Picos de Europa.

Esta zona es famosa por la ganadería, así que conduce con cuidado (especialmente cuando te dirijas hacia los lagos de Covadonga) porque las vacas literalmente saltan a la carretera.

Quizá te interese leer:  Los 10 países más baratos del mundo para viajar sin gastar demasiado

Puerto de Vega

Puerto de Vega

Ninguna lista de los pueblos más bellos de Asturias está completa sin Puerto de Vega. Respirando romance, el pueblo costero ha sido fuente de inspiración para muchos artistas. Las casas tradicionales de pescadores y las grandes casas que pertenecen a los residentes de las Indias Occidentales se alinean en el puerto, pintando un bonito cuadro.

Este es un pueblo con una larga tradición agrícola y pesquera. Para conocer más al respecto, visita el Museo Etnográfico Juan Pérez Villamil. O mejor aún, puedes pasear de bar en bar, respirar el aire puro del mar Cantábrico, beber un vaso de sidra y contemplar las aguas cantábricas desde una terraza.

Lastres

Lastres

Considerado uno de los pueblos más bellos de España, Lastres es otro pueblo tradicional de pescadores, que recientemente se ha convertido en un destino turístico por excelencia. No te pierdas las vistas desde el Mirador de San Roque, desde donde, incluso, puedes admirar el Parque Nacional de los Picos de Europa.

Luarca

Luarca

Un pequeño pueblo maravilloso, lleno de casas blancas con un tradicional encanto marino por el que el norte de España es famoso. Se ve aún más bonito cuando cae el sol, especialmente después de un día lluvioso.

Taramundi

Y para finalizar nuestra lista, volvemos al interior con uno de los pueblos más pintorescos de Asturias. Taramundi se posa en una pendiente, acurrucado entre los valles y las montañas. El ambiente en este pueblo es verdaderamente único, con las montañas verdes creando una extraordinaria sensación de calma. El campanario de la iglesia parroquial te llamará la atención, al igual que las vistas desde el punto más alto del pueblo.

Taramundi alberga uno de los fuertes más grandes de Asturias. La fortaleza, que data de la Edad del Bronce, fue tomada por diferentes gobernantes y fue un centro de comercio. El pueblo también es conocido por su tradición en la fabricación de cuchillos. No puedes irte sin comprar uno como recuerdo. Otro de los atractivos del pueblo es su museo del molino, el más grande de España con nada menos que 19 molinos. Como puedes comprobar, Taramundi es un destino con mucho por explorar.

Deja un comentario

¡Suscríbete y recibe nuestros últimos artículos directamente en tu correo!