El último Blockbuster del mundo se transforma en un Airbnb

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

El sueño de todo niño de los 80 y 90 era pasar la noche en un videoclub. Esos mágicos templos del cine donde te dejabas la paga en películas en Beta o VHS, más tarde DVD, chuches y helados. Décadas después, este sueño puede hacerse realidad: el último Blockbuster del mundo se transforma en un Airbnb con todas las comodidades de un alojamiento y, además, con miles de títulos para disfrutar y una decoración ideal para recordar los años 90.

La última sucursal de Blockbuster del mundo se transforma en un Airbnb

Poco queda de Blockbuster, aquella gran cadena de videoclubs que se expandió por todo el mundo, llegando a tener 9 mil sucursales (94 de ellas en España) y que se fue a la ruina hace casi una década. En el 2010 se declaró en quiebra por primera vez y de valer 6 mil millones de dólares en 2004, pasó a valer solo 2 mil millones en tan solo 6 años ¿La culpa? La crisis económica, la piratería y la aparición de Netflix, la plataforma de streaming que intentó hacer negocios con la empresa de videoclubs y que ésta rechazó. Entonces Netflix era un modelo de negocio arriesgado porque, ¿quién iba a querer ver un limitado catálogo de películas sin salir de casa?

Creíamos que Blockbuster había desaparecido por completo, pero no es del todo cierto. No solo permanece en la memoria colectiva de los que echábamos hasta un par de horas intentando escoger películas de su amplio catálogo para el fin de semana, sino que, en todo este tiempo, 1 de esas miles de sucursales sobrevivió y permanece abierta. Debemos aclarar que el último Blockbuster del mundo está desvinculado de la compañía original. Se trata de una pequeña tienda franquiciada por aquel entonces y que sobrevive de sus alquileres y merchandising. ¿Dónde ocurrió el milagro? En Bend, Oregon, Estados Unidos.

Así será pasar la noche en el último Blockbuster del mundo que se transforma en un Airbnb

El sueño de muchos: dormir en un videoclub

Este videoclub, regentado por un matrimonio y sus hijos desde el año 2000, ha saltado a la fama hace unos días gracias a un histórico acuerdo cerrado con Airbnb. Y es que, para los amantes del cine y de los ya míticos videoclubs, será posible alquilar por una noche el histórico local. La reserva, limitada exclusivamente a los residentes del condado de Deschutes, en Oregon, será toda una experiencia inolvidable.

Y es que el último Blockbuster del mundo se transforma en un Airbnb en toda regla: 1 sofácama, puffs, almohadas, una antigua televisión y ¡un vídeo para VHS para hacer un auténtico viaje a los 90’s!. Además, como cortesía, los dueños o anfitriones, en términos de Airbnb, incluirán pizzas, refrescos, chuches y palomitas; por supuesto, los encargados decorarán la tienda como si estuvieras en esa añorada y ya lejana década de Jurassic Park, Titanic y otras tantas joyas cinematográficas.

Los afortunados en pasar la noche en el videoclub podrán disfrutar de una colección de más de 12 mil títulos para despedir en toda regla el verano. Desafortunadamente, este inusual negocio solo estará disponible por 3 noches en septiembre; y, como ya adelantábamos, solo a los residentes de la localidad de Bend en grupos de hasta 4 personas. Por supuesto, todas las medidas sanitarias por la crisis del coronavirus han sido tomadas para recibir a los afortunados huéspedes.

Para los que no alcanzaron a reservar (la plataforma se abrió el 17 de este mes a las 15 horas), la decoración estará disponible en el horario comercial de la tienda. Los menos afortunados y que vivimos del otro lado del mundo, podremos disfrutar y morir de envidia al ver las fotos en el Instagram de esta reliquia de los videoclubs.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario