9 hoteles que han aparecido en películas y merecen una visita

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Los hoteles, ese otro mundo enclavado en las ciudades y los pueblos y donde el tiempo parece correr diferente. Y es que en los hoteles uno se siente diferente, como especial. Allí la magia sucede. O al menos, a los personajes de la gran pantalla. Hoy te invitamos a hacer un recorrido por algunos de los hoteles que han aparecido en películas.

Recorrido por los hoteles que han aparecido en películas

De lujo, en las ciudades o el campo. En América o en Europa. Como telón de fondo de los grandes romances de la industria cinematográfica o en thrillers y películas de acción o de terror. Son muchos los hoteles que han aparecido en las películas y merece la pena hacer un pequeño recorrido por estos emblemáticos lugares, llenos de encanto, pero también, de misterio.

Timberline Lodge, Oregón

Encabeza nuestra lista de hoteles que han aparecido en películas, el mítico hotel Timberline Lodge, en Oregón, EEUU. Tal vez lo conozcas por su nombre artístico: Hotel Overlook. Aquí se rodó la obra maestra de Stanley Kubrick, El Resplandor, basada en uno de los mejores libros del maestro del terror, Stephen King. Aunque King se inspiró originalmente en el Hotel Stanley, la película que ha atemorizado a grandes y pequeños, fue grabada en Timberline Lodge.

¿Te gustaría pasar la noche en el hotel en cuyos pasillos Jack Nicholson blandía un hacha para matar a su familia? Claro, muchos lo han hecho y el hotel se ha beneficiado de la fama de la película de Kubrick. En realidad, el hotel no es siniestro, pero si recién has visto la película, tal vez te pienses dos veces antes de decidir alojarte ahí. Eso sí, cuenta con todas las comodidades de un resort para esquiar y practicar todo tipo de deportes de invierno.

Hotel Plaza, Nueva York

¿Quién no ha soñado con ser Kevin McCallister alguna vez y pasar las navidades en el Hotel Plaza en Nueva York? La experiencia puedes vivirla de la mano de uno de los hoteles más emblemáticos de la Gran Manzana. Eso sí, no te garantizamos que te cruces con Donald Trump durante tu estancia, algo que Kevin sí hizo. Pero estamos seguros de que puedes disfrutar de unas Navidades muy especiales.

Pero no solo puedes rememorar la película navideña de tu infancia, sino también, alojarte en una de las habitaciones de una de las obras cumbres de la literatura: El Gran Gatsby. Y es que el célebre Scott Fitzgerald y su esposa Zelda se hospedaron en el Plaza en numerosas ocasiones y, como no podía ser de otra forma, Fitzgerald escribió su obra inspirado en sus estancias en el hotel. Por si no fuera poco, Baz Luhrmann, director de la última adaptación de las hazañas de Jay Gatsby, rodó la cinta, protagonizada por Leonardo DiCaprio en el legendario Hotel Plaza.

Hotel Savoy, Londres

Julia Roberts es una de nuestras favoritas cuando de películas románticas se trata. Una de las escenas más icónicas es la protagonizada por ella y Hugh Grant en Notting Hill. Hugh recorre todo Londres a prisa para encontrarse con Anna Scott (Roberts), famosa actriz, para declararle su amor, después de haberla rechazado. La declaración, que tiene lugar en el Hotel Savoy de Londres, sigue cautivando y poniendo los pelos de punta, después de escuchar de fondo a Elvis Costello cantar «She». Y claro, puedes rememorar la mítica escena cuantas veces quieras desde la sala de conferencias del famoso hotel londinense.

Drake Hotel, Chicago

«Tengo que ser despiadada, se trata de toda mi felicidad», es una frase pronunciada por Julia Roberts en la película La boda de mi mejor amigo. ¿Dónde la dice? En una de las habitaciones del hotel Drake en Chicago, EEUU. En una de estas habitaciones así como en uno de sus pasillos, se desarrolla parte de la acción de una de las películas más queridas de los 90’s.

El hotel Drake pertenece al grupo Hilton, por lo que no dudes que lujo y confort van de la mano en este hotel; y es que no solo se ha grabado aquí la película de Roberts, sino también una de Tom Cruise con Rebeca De Mornay, Risky Business en 1983.

El hotel Drake es solo uno de los hoteles que han aparecido en películas de Julia Roberts

Beverly Wilshire, Beverly Hills

Hace 30 años que se estrenó Pretty Woman, la película que catapultó a la fama a una jovensísima Julia Roberts. Sí, ya adelantábamos que es una de nuestras actrices favoritas. Pero es que el combo Roberts-Gere es uno de los indispensables cuando de comedias románticas se trata. La historia de amor entre la prostituta y el empresario tiene como telón de fondo Beverly Hills y, particularmente el hotel Beverly Wilshire, donde puedes disfrutar de una sesión de spa después de darte un paseo por Rodeo Drive, como la mismísima Julia Roberts. Para un rato de diversión por la noche, puedes pedirte en el bar del hotel el cóctel She’s not my niece, creado por una de las frases más típicas de Pretty Woman.

Waldorf Astoria, Nueva York

Siguiendo con la estela de las comedias románticas, te presentamos una cuyo recorrido merece la pena ser hecho si vas a Manhattan alguna vez. Se trata de una de las películas más bobaliconas protagonizada por Kate Beckinsale y John Cusack. La trama va sobre las serendipias (accidentes afortunados) y se desarrolla, entre otras localidades, en el hotel Waldorf Astoria, en Park Avenue, NY. Este hotel es uno de los más importantes de la cadena Hilton.

Pero esta no es la única película filmada en el Waldorf. Hay muchas más y más conocidas. Por ejemplo, Esencia de mujer, donde Al Pacino se marca un tango inolvidable al ritmo de Por una cabeza en el restaurante del hotel. ¿Otras películas? El Padrino Parte III, también con Al Pacino como Michael Corleone; y Sucedió en Manhattan, comedia de Jennifer López y Ralph Fiennes.

Ritz Carlton, París

Si Julia Roberts es la reina de los hoteles en América, Audrey Hepburn lo era en París. Como telón de fondo el imponente Ritz Carlton de la ciudad de la luz. Tres películas protagonizadas por la famosa actriz fueron rodadas en el Ritz. La primera, Una cara con ángel, en 1957. En ella, se desarrolla un número de baile, con los bailarines ataviados con uniformes de botones del Ritz, en la fachada del hotel.

Ese mismo año, Hepburn protagoniza Ariane de Billy Wilder, y acompañada por Gary Cooper. Ahí, Audrey inicia un romance con Cooper en la suite del Ritz y la mayor parte de la película se desarrolla en el hotel. En 1966, en Cómo robar un millón, Audrey Hepburn tiene una escena romántica con Peter O’Toole en el bar del hotel. La escena es una de las más famosas del cine, pues Audrey utiliza una máscara de encaje negra de Givenchy y vestido a juego. Puedes alojarte en un reformado Ritz, con París como escenario.

El Ritz Carlton, en París, es uno de los hoteles que ha aparecido en numerosas películas

Le Meurice, París

Una de las películas más queridas del gran Woody Allen es Midnight in Paris, una oda a París era una fiesta de Ernest Hemingway. En ella Woody retrata el París de los años 20 de la mano de Owen Wilson, Rachel McAdams, Marion Cotillard o Adrien Brody, entre otros. El personaje de Wilson viajaba en el tiempo, pero, en el «presente», se quedaba con su prometida en el hotel Le Meurice.

El hotel es uno de los más elegantes y lujosos del mundo; sus habitaciones están decoradas al estilo de la época de Luis XVI. Además, el restaurante del hotel cuenta con 3 estrellas Michelín y el bar fue diseñado por Phillippe Starck, una gran personalidad en el mundo del diseño industrial.

Grandhotel Pupp, Praga

No podemos concluir esta lista de hoteles que han aparecido en películas sin mencionar el de la película Casino Royale, donde nuestro querido James Bond (Daniel Craig) tiene una interesantísima y decisiva partida de póquer. El hotel en realidad no se encuentra en el mismo Praga, sino a 2 horas de la ciudad. Es posible realizar un tour guiado por todas las localizaciones de la película del Agente 007 y comer en el salón donde Bond y Vesper (Eva Green) disfrutan de una magnífica cena.

El hotel está equipado con centros de belleza y fitness, piscinas, sauna, jacuzzi, cueva de sal y, como no puede ser de otra forma, una infinidad de masajes. Además, es posible practicar al golf si es tu pasión.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario